Educacion Social

Articulos educativos, articulos educacion social, articulos violencia, maltrato, educacion sexual, trabajo social, integracion social, juegos y ludotecas, discapacidad intelectual, mediacion esclar

Videos curso sexualidad, video curso bullying, video curso malos tratos, video curso educador familiar, video monitor de juegos, video educacion de calle, video orientacion laboral, video psicologia para educadores, videos inteligencia meocional, video violencia escolar, video violencia juvenil, video animacion tercera edad

Educacion y animacion sociocultural

Articulos y Cursos para educadores, trabajadores sociales, integradores sociales, pedagogos, voluntariado

Educacion y animacion sociocultural

Articulos y Cursos para educadores, trabajadores sociales, integradores sociales, pedagogos, voluntariado

Un estímulo puede ser aversivo de forma relativa ya que puede serlo para un individuo y no para otro, o puede ser aversivo para un individuo en un momento y no en otro. Este tipo de aprendizaje da lugar a tres tipos de condicionamiento:

Hemos de dejar constancia de cómo puede afectar el consumo de drogas a la realización de prácticas violentas en el grupo de jóvenes. Vamos a hablar sobre las razones que pueden llevar a su abuso y las sustancias que más se consumen por los jóvenes.

La Mediación Escolar es un proceso en el que una persona imparcial - el Mediador - facilita las condiciones para que los protagonistas de un conflicto tengan la oportunidad de analizar sus distintos puntos de vista y llegar a un acuerdo satisfactorio, sin recibir presión alguna.

Cursos a distancia de educacion social, trabajo social, integracion social, animacion sociocultural, dirigidos a educadores, animadores, integradores sociales, maestros, educadoras infantiles, psicologos, pedagogos, tecnicos en atencion sociosanitaria, trabajadores sociales, voluntariado social, estudiantes

Siguenos desde el movil

Los jóvenes «skins» no son, desde luego, la mayoría, pero van creando en torno de sí tensión y miedos que ponen en guardia a otros muchos, y despiertan en múltiples casos las ideas de intolerancia de quienes, sin atreverse a manifestarlo o sin llegar a ser agresivos, están en el fondo de acuerdo con ellos.

A la inversa, en ocasiones el flujo de influencia parte de una sociedad racista y de los grupos radicales: está comprobado que los jóvenes que practican la violencia racista parecen llevar al extremo las manifestaciones de rechazo hacia los inmigrantes y los refugiados que ya habían sido expresados de una u otra forma por otros sectores de la sociedad (por ejemplo, en Suecia los ataques xenófobos aumentaron de forma dramática en mayo de 1990, poco después de que el gobierno sueco endureciera su política de inmigración, y después de que algunos líderes de organizaciones políticas expresaran en los medios de comunicación actitudes negativas sobre la acogida de inmigrantes y refugiados).

La violencia es un fenómeno que históricamente se ha relacionado con condiciones sociales particulares. Explicar su etiología por características individuales de origen biológico o psicológico reduce su esencia. La razón de la violencia hay que encontrarla en el cruce de factores negativos del individuo y de la sociedad.

Las condiciones de hacinamiento, de desnutrición, de desempleo y de deterioro de la familia que imponen la desigualdad y la pobreza, propician en gran medida el desarrollo de conductas agresivas y el mantenimiento de las condiciones de asimetría, que son también una respuesta al ejercicio de la violencia.

Estudios genéticos realizados con delincuentes, a fin de explicar las causas de sus trastornos de conducta, han proporcionado datos sobre ciertas alteraciones cromosomáticas detectadas en algunas personas. En el caso de los síndromes de Ttuner (niñas o mujeres con carencia de un cromosoma normal, por lo que representa una falta de desarrollo genital) y de Klinefeter (varones con dos cromosomas X frente a un Y), así como de otras alteraciones cromosomáticas sexuales que se pretende aparecen en la base de importantes problemas de inadaptación social. Hace un año se describió el síndrome XXY, que afectaba a varones con fuertes tendencias criminales y dotados de gran agresividad, lo que hacía de ellos individuos potencialmente peligrosos. Otras investigaciones insisten en la influencia de factores hereditarios sobre la disposición previa a la delincuencia; justifican su posición en estudios realizados sobre parejas de hermanos gemelos, que demostraban conducta delictiva entre gemelos mono-cigotos (con idéntico código genético), se asemejaba mucho más en términos cuantitativos que la de los di-cigotos (gemelos con distinto código genético).

Cursos bullying, juegos, menores en riesgo, violencia