Educacion Social
Efectos activadores de las hormonas sexuales sobre la conductaA pesar de que la mayoría de los experimentos y estudios en este campo se han hecho con animales, especialmente roedores, también disponemos de información sobre el comportamiento de las personas cuando sus niveles hormonales están alterados, porque como hemos visto al principio, en los humanos en general, la conducta sexual, se ve influida o afectada, pero no controlada por las hormonas, al contrario de lo que sucede con los demás animales, por ejemplo, la mayoría de las mujeres no muestran cambios marcados en su respuesta sexual durante el ciclo menstrual, con esto tampoco queremos anular completamente cierta influencia que si existe,  porque en general es más probable  que las mujeres, en el momento de la ovulación, tengan una mayor receptividad sexual, y esta diferencia por ejemplo no aparece en mujeres que toman la píldora, porque ésta impide la ovulación.Otro ejemplo lo vemos en que a mujeres que se les ha practicado una extirpación de sus ovarios, siguen demostrando interés sexual; la pérdida de estradiol, puede producir sequedad vaginal,  y como consecuencia que el coito generalmente sea doloroso,  pero este efecto sería indirecto sobre la conducta sexual.En relación con los hombres y los niveles de testosterona, podemos empezar diciendo que en hombres sanos, entre los dieciocho  y más o menos los sesenta años sus niveles de testosterona oscilan entre trescientos cincuenta mil nanogramos por cien mililitros de sangre, y las diferencias individuales que se observan parece que no influyen en la conducta sexual.
Curso a distancia toda España y Latinoamerica:
MEDIADOR/A SOCIAL EN
EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL

Efectos activadores de las hormonas sexuales sobre la conducta

A pesar de que la mayoría de los experimentos y estudios en este campo se han hecho con animales, especialmente roedores, también disponemos de información sobre el comportamiento de las personas cuando sus niveles hormonales están alterados, porque como hemos visto al principio, en los humanos en general, la conducta sexual, se ve influida o afectada, pero no controlada por las hormonas, al contrario de lo que sucede con los demás animales, por ejemplo, la mayoría de las mujeres no muestran cambios marcados en su respuesta sexual durante el ciclo menstrual, con esto tampoco queremos anular completamente cierta influencia que si existe,  porque en general es más probable  que las mujeres, en el momento de la ovulación, tengan una mayor receptividad sexual, y esta diferencia por ejemplo no aparece en mujeres que toman la píldora, porque ésta impide la ovulación.

Otro ejemplo lo vemos en que a mujeres que se les ha practicado una extirpación de sus ovarios, siguen demostrando interés sexual; la pérdida de estradiol, puede producir sequedad vaginal,  y como consecuencia que el coito generalmente sea doloroso,  pero este efecto sería indirecto sobre la conducta sexual.

En relación con los hombres y los niveles de testosterona, podemos empezar diciendo que en hombres sanos, entre los dieciocho  y más o menos los sesenta años sus niveles de testosterona oscilan entre trescientos cincuenta mil nanogramos por cien mililitros de sangre, y las diferencias individuales que se observan parece que no influyen en la conducta sexual.

Curso a distancia toda España y Latinoamerica:

MEDIADOR/A SOCIAL EN

EDUCACION AFECTIVO-SEXUAL